Cómo escribir contenido SEO de calidad

Tiempo de lectura: 6 mins

Cómo redactar contenidos para SEO

¿Cuál es la fórmula que debemos seguir para que nuestro texto SEO posicione bien en los buscadores? ¿Quieres descubrir cómo escribir un buen contenido optimizado? En esta entrada te mostraré algunos puntos a seguir para que tu artículo consiga alcanzar la posición más alta posible en las SERP de Google. Si bien es cierto que hay muchos factores a la hora de que rankear una Web (Texto original, Backlinks, estructura interna etc) el contenido es algo muy importante. De paso, yo intentaré que este mismo texto cumpla los requisitos y llegue también a lo más alto. Todos ganamos, ¿no? ¡Vamos a ello!

contenido puntoseo

En primer lugar, tenemos que tener claro que redactar contenido SEO de calidad y que posicione no es una quimera, ni mucho menos. El principal requisito que este contenido debe cumplir es que sea interesante, original, que satisfaga las necesidades de búsqueda de los usuarios. Si tú, por ejemplo, has buscado en Google cómo escribir contenido SEO de calidad, los resultados que te aparezcan en primera página deben solucionar tu problema, responder a tu pregunta.

Google quiere que los usuarios de su motor de búsqueda queden satisfechos. Es su principal y casi su único objetivo. Así que, en consecuencia, intentará que las webs de mayor calidad y que mejor puedan solucionar las búsquedas de dichos usuarios. Para ello ha introducido modificaciones en su algoritmo como Panda o Penguin. Si nuestro texto tiene una buena densidad de palabras clave, muchos enlaces entrantes y salientes, pero no es interesante para el lector, Google no lo querrá arriba en su ranking.

No obstante, los elementos llamados técnicos en los textos SEO también tienen su importancia en el posicionamiento. Pero, lo repito, es fundamental que el contenido sea original, interesante y de calidad.

Pasos a seguir para escribir buen contenido SEO

No es necesario hacer un máster en redacción de contenidos para escribir un texto SEO de calidad. Basta con seguir unas sencillas pautas para obtener un contenido optimizado. Comenzaremos, como no podía ser de otra manera, con las keywords (palabras clave). ¿Preparado?

Keywords

Cuando hablamos de contenido SEO, lo que estamos diciendo realmente es información. Sí, información. Nuestro artículo aporta un punto de vista sobre un tema específico. En este caso, sobre cómo escribir contenido SEO de calidad. ¿Cómo podemos lograr que el contenido esté lo más orientado posible a tratar este tema, a dar información sobre él? Pues trabajando con una o varias keywords que engloben la temática elegida. La keyword principal de nuestro artículo es contenido SEO.

A través de herramientas muy útiles como SEMrush o Keyword Planner podemos analizar cuáles son las keywords relacionadas con la temática de nuestro texto que mayor volumen de búsquedas tienen en los buscadores. De este modo nos podemos hacer una idea de qué términos son más buscados, para así seleccionar una keyword con proyección y que resulta interesante a los posibles lectores. De igual modo, otro tipo de herramientas como ahrefs te mostrarán cuál es la competencia de cada palabra clave: cuanta más competencia tenga, más complicado nos será posicionarla a nosotros.

Una selección cuidada de keywords nos puede ayudar mucho a conseguir que nuestro contenido SEO tenga éxito en el posicionamiento.

URL

La URL es, en pocas palabras, la dirección que introducimos en el navegador para que nos dirija a un sitio web determinado. La optimización de la URL de un artículo es fundamental para el SEO, y además se puede hacer de forma muy sencilla. Sin embargo, hay muchos redactores que descuidan este punto. No seas tú uno de ellos.

En pocas palabras, la URL de nuestro texto debe describir el contenido del enlace de la manera más directa posible. Se tienen que evitar aquellos términos que no aporten nada a este objetivo: fechas, preposiciones, conjunciones… Una URL clara dará buena cuenta de que el contenido al que dirige es también claro.

Y, por supuesto, no olvides introducir la keyword de tu contenido SEO en la URL.

Título

Este es otro punto muy importante, una de las claves para que nuestro texto tenga éxito. ¿Por qué? Porque el título es lo primero que leen los usuarios, lo que puede hacer que hagan clic en el enlace que lleva al contenido o no.

Un título SEO optimizado debe ser atrayente y atractivo, potente y diferente. Un consejo: no sobrecargues el título de tu texto con demasiados adjetivos, como ocurre en la frase anterior. En definitiva, un buen título SEO es aquel que consigue captar la atención de los posibles lectores, que les invite a leer el contenido que le sigue.

 ¿Por qué has entrado tú en este artículo? Probablemente, porque el título era directo, conciso, describía bien el contenido. Si buscas en Google cómo escribir contenido SEO de calidad, quieres encontrar en los resultados una página que ofrezca cómo escribir contenido SEO de calidad. Una máxima: no prometas con el título algo que no cumplas en el contenido. Sé honesto con los lectores, o no volverán a tu web.

Otro punto importante en materia del título es la longitud. Google únicamente muestra 70 caracteres del título en su ranking de resultados. Así que intenta que el título de tu texto no supere esta extensión, o aparecerá sesgado. ¿Quieres que piensen que tu contenido también está sesgado?

Meta-descripción

La meta-descripción (más conocida, quizá, por su transcripción inglesa: meta description) es ese pequeño texto que aparece justo debajo del título en los resultados de búsqueda de Google. Podríamos considerar la meta-descripción como una extensión del propio título del artículo, pues amplía la información que éste contiene.

Una buena meta-descripción debe ser descriptiva, valga la redundancia, a la par que llamativa. Tiene que describir fielmente lo que te vas a encontrar cuando entres a leer el contenido, pero al mismo tiempo debe conseguir que quieras entrar a leer ese contenido. ¿Me explico? Una meta-descripción directa y concisa no siempre es suficiente para atraer a posibles lectores. Debe tener gancho, algo indispensable en el mundo de la publicidad en general y en el del marketing digital en particular.

La longitud de la meta-descripción también está limitada por las características de Google: no debemos superar en este caso los 156 caracteres si no queremos que no se pueda leer lo que hayamos escrito, por muy llamativo que sea.

Estructura

Por último, debemos cuidar también la estructuración interna de nuestro contenido. Esto es, subtítulos, párrafos y demás. Si nuestro contenido es interesante pero los lectores se pierden en una maraña de frases sin puntos aparte, muy probablemente no queden totalmente satisfechos con él.

Un texto sistemático es mucho más atrayente que un texto mal estructurado y sin divisiones internas. Un contenido SEO de calidad debe contar con un H1 (que, por lo general, corresponde al título del artículo), seguido de uno o varios H2 (subtítulos), que a su vez pueden contener H3, H4… Tampoco es necesario introducir una pausa de este tipo cada tres frases, pero se agradece que la estructura de un texto sea limpia y ordenada.

Y… bueno, la verdad es que esto es todo. Si sigues estos pasos a la hora de redactar tu contenido SEO, créeme, tienes buena parte del trabajo hecho. Eso sí, si el contenido no interesa a los lectores, ni te molestes en intentarlo.

¿Qué te ha parecido a ti este contenido SEO? ¿Qué estrategia sigues a la hora de redactar tus textos? ¡Estaré encantado de leerte en los comentarios!

Votar este post: 
Promedio: 4.8 (4 votos)
Votos Totales: 0